IRITZIA

¿Turismofobia?

TurismofobiaUno de los neologismos que han inundado este verano los medios de comunicación ha sido turismofobia. Se ha hablado de radicales que odian a los turistas y que les han hecho la vida imposible, incluso, en algunos rancios panfletos derechistas, cómo no, se han atrevido a comparar protestas contra el modelo turístico con el terrorismo. Pero, ¿cuál es la realidad de todo esto?

Pues todo comenzó cuando las juventudes de Arran realizaron un acto de protesta realizando pintadas contra un autobús turístico en Barcelona. Protestas que también ocurrieron en Palma de Mallorca y más próximo a nosotras, en Donostia. Las protestas venían a enfrentar que el turismo masivo mata a los barrios, a las ciudades, ya que el modelo actual se basa en la especulación y el trabajo precario.

Pero en vez de mirar a la luna volvemos a mirar al dedo que la apunta. Se criminaliza la protesta en lugar de buscar la raíz del problema por el cual surge. Y es que las ciudades, los barrios, los pueblos, están desapareciendo en su esencia para dar paso a lugares artificiales. Ya sea en Euskal Herria, en los Países Catalanes, en el estado español  o en cualquier lugar de Europa, parece que no puedas distinguir las particularidades de cada lugar ya que multinacionales, lobbys hoteleros etc. abarcan la mayoría del terreno.

6_20170803JXwk1kLas constructoras, las empresas multinacionales (cadenas de comida basura, hoteles…) han hecho desparecer el negocio local y los servicios básicos que todo ciudadano debe de tener en sus cercanías. La especulación, la subida de los alquileres y los nuevos modelos de habitacionalidad ocasional, han hecho que sea inasumible vivir para los vecinos, que deben de emigrar ya que su vecindario se ha enfocado exclusivamente en el turista. Una evolución de la gentrificación. La clase obrera vuelve a ser expulsada de los núcleos urbanos. Exilio inmobiliario.

También hay que tener en cuenta los sueldos miseria que se pagan, la temporalidad y la precariedad de ese famoso “descenso del desempleo” entre junio y septiembre. Las mafias de la prostitución y dorgas también campan a sus anchas en este juego especulativo. Favor por favor. Y el turista que llega, normalmente con gran poder adquisitivo, suele causar suciedad, alboroto… los niños de papá que viajan al sur de Europa como si fuera su piscina privada.

El aumento en los últimos años de los vuelos de bajo coste han convertido el viajar en objeto de consumo que hace casi más importante el tachar lugares visitados más que empatizar con el entorno al que se desarrolla la visita. De ahí que se haya “democratizado” el turismo y miles y miles de viajeros puedan practicarlo.

1501776120_328441_1501776356_noticia_normalLos ingresos relacionados al turismo vienen bajo un manto neoliberal que se posiciona en contra de cualquier regulación que pueda perjudicar los beneficios empresariales. Como consecuencia, todo lugar masivamente turístico se convierte en un parque de atracciones artificial con el único propósito de lograr beneficios que se repartirán unos pocos. Ya ocurrió en Venencia donde prácticamente no hay venecianos nativos viviendo, está ocurriendo en Barcelona, ¿llegará hasta este punto en Donostia?

Recordamos que el problema no es el turismo per se sino el modelo, gestionado para el lucro de unos pocos y no del beneficio común, aunque traten de taparlos con ciertos número que dicen ser beneficioso para todas. Y señalar a los culpables protestando es un deber, y el problema no es la protesta.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s