IRITZIA

¡Estamos Asqueadas!

14708153_1274490449275226_4176692745802415954_n¡Estamos asqueadas! Sentimos rabia al ver que acciones así ocurren todavía en nuestras calles. Y que además de pasar, tengan ese eco mediático. Realmente se nos antoja desagradable e irritante. Sí, estoy hablando sobre lo que aconteció en Altsasu, cómo no. ¿Habrá ocurrido algo más en Euskal Herria (y de paso en toda España) desde el viernes a la noche hasta hoy? Al parecer no.

La versión oficial (esa misma que nunca se pone en entredicho) dice que dos guardias civiles y sus parejas fueron insultados y agredidos en un bar de Altsasu el viernes por la noche. Según las mismas fuentes, unas 50 personas tendieron una emboscada a los guardias civiles. Incluso podría ser algo planeado. A causa de ello, uno de los dos guardias civiles tuvo que ser atendido quirúrgicamente en el tobillo, mientras que las otras tres personas sufrieron policontusiones leves.

Sin tiempo a poder contrastar nada (ni ganas, por lo que parecía), el Gobierno de Nafarroa dirigido por Uxue Barkos condenó de manera rotunda lo ocurrido, y apeló a la cultura de la paz, respeto y convivencia. El gobierno de Barkos, a pesar de saber cuál es la situación con la Guardia Civil en Nafarroa (y especialmente en Sakana), en ningún momento pusieron en duda la versión oficial.

Y aunque esta acusación sea especialmente dolorosa por provenir del gobierno del cambio de Nafarroa, muchas cosas se han escuchado a raíz de lo ocurrido el viernes noche. En el Congreso se condenó lo ocurrido y se apoyó sin fisuras a los dos guardias civiles con los votos de PP, PSOE, C’s, Unidos Podemos (¿en serio?) y el PNV (era de esperar). Y, como es lo normal, en los medios españoles han corrido ríos de tinta y portadas memorables. Así, El Español dijo que “Alsasua, tierra hostil para la Guardia Civil”. Les parecería poco con criminalizar las personas que tomaron parte en los hechos, y lo hacen con todo un pueblo. El Confidencial por su parte, tituló con un mágico “El veneno sigue ahí, ETA nació aquí”. Que la ignorancia y las mentiras no te estropeen una buena portada. Una vez más se ha podido ver que todo vale contra Euskal Herria, y esta vez le ha tocado al pueblo de Altsasu.

altsasu

Pero bueno, nosotras por lo menos, le haremos un espacio a la versión olvidada. El movimiento Ospa ha hecho saber que el pueblo está escarmentado con estos hechos, y que otra vez más, dos guardias civiles borrachos y con actitud chulesca, empezaron a insultar a la gente, amenazándolos con frases como “te voy a matar” y “te voy a meter una bala entre ceja y ceja”. Y que a raíz de ello, varios presentes empezaron a golpearlos, hiriendo así los dos guardias civiles y sus respectivas parejas.

Fernández Díaz no ha calificado estos actos como Kale Borroka o terroristas, sino de “delitos de odio” (quizá porque clasificarlos como lo primero haría daño a su tan cacareado discurso de “nosotros hemos vencido a la Kale Borroka y a ETA”). Aun así, no es cuestión de broma tipificar ese acontecimiento como delito de odio, ya que puede acarrear condenas de hasta casi 10 años.

La razón de calificarlo como delito de odio es que no se considera que los golpes se dieron a cuatro personas borrachas sin más, sino que se dieron a dos guardias civiles por el mismo hecho de ser parte de la institución militar. O sea, que más o menos se quiso golpear a toda la Guardia civil (y que esa era la intención de los detenidos). Eso ha dicho Fernández Díaz, olvidando (obviando) la actitud provocadora y amenazante de esas dos personas.

Perfecto. En este caso hacemos un viaje a la educación, a las ideas y sentimientos de esas personas (las detenidas). Lo que sienten, lo que han adquirido en su educación, y que en base a ello han actuado de dicha manera, dando la razón a los titulares (acordémonos de El Confidencial y su “el veneno sigue ahí”).

muntai-polizialen-001Si esta lectura es aceptable, ¿porque no aplicamos la misma lógica en la agresión machista que pasó en Iruñea en los San Fermines? En ese caso, una joven fue violada por 5 personas, entre ellas un guardia civil y un militar español. ¿Tenemos que entender entonces que esta violación también la efectuó la Guardia Civil y la Armada española como institución? Mas no escucharemos ninguna lectura parecida. De primeras, porque, en este caso, se debe mantener la presunción de inocencia de los “supuestos” agresores (y de paso difuminar sus caras en las fotos que veamos en la prensa, televisión y medios digitales, ¡ya que no sabemos si son culpables o no!). Y cuando se demuestre que son culpable de esa violación, desvincular rápidamente a las instituciones antes citadas de estos dos individuos, puesto que no son, en absoluto, representantes de estas nobles instituciones. ¡Hipocresía y doble rasero ante acontecimientos (y leyes)!

Por todo ello, estamos aburridas, totalmente asqueadas. Lo hemos dicho mil veces, y lo decimos y lo diremos mil veces más, ¡ni os queremos, ni os necesitamos! Las calles y los bares de Euskal Herria están abiertas para todo el mundo, hayas nacido en Altsasu, Murcia, Siria, Nigeria o Colombia. Todas somos bienvenidas en Euskal Herria. Pero tened claro una cosa, no aceptaremos fuerzas militares represoras en nuestras calles.

Y ahora sí, no me refiero a las personas golpeadas. Esta vez sí, señor Fernández Díaz, esta vez estoy hablando de la Guardia Civil en general, como institución militar. ¡Idos de una vez! ¡Y no volváis nunca!

Entiende estas palabras, señor ministro, desde mi odio más amoroso, por favor.

Advertisements

One thought on “¡Estamos Asqueadas!

  1. Pingback-a: La Doctrina del Miedo |

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s