FEMINISMOA

Como Para Mear y No Echar Gota

stock-illustration-55995330-gay-bar-signos-de-banoPor más que miro en internet (en el BOE, en el BOPV, distintos blogs sobre hostelería…) no encuentro por ningún sitio que los baños de bares y restaurantes deban diferenciarse por sexo. No lo encuentro. Y menos que si hay suficiente espacio en el bar para instalar un baño para minusválidos, éste deba ir en el baño designado a las personas con vagina. No sé si os habréis dado cuenta, pero siempre es así.

¿Por qué se empeñan en instalar meaderos dentro de lo que podría ser otro váter mixto? ¿Por qué no instalarlos en otro recinto cerrado? Estoy muy a favor de que se instalen meaderos, porque agilizan mucho el uso de los baños: cuanto menos tenga que esperar en la cola, ¡mejor! Pero no del modo en el que se hace ahora.

Muchos diréis: “a mí no me importa que mientras yo estoy meando entre una chica al váter de chicos”. Somos bastantes las que lo hacemos. Pero no todos piensan de este modo, ni todas actúan así.

He tenido que escuchar frases de lo más agradable por entrar al váter “de chicos”, e incluso he temido por mi integridad física por hacerle frente a más de uno por querer colarse a dicho baño (sin meadero) simplemente por tener pene.

Entiendo que haya pudorosos que no se sientan cómodos con la presencia de alguien del otro sexo mientras mean, del mismo modo que hay “chicas” que no entran en el baño “de chicos” por la misma razón. Pero, ¿a qué se debe este pudor? Estoy segura de que la mayoría de los que se atreven a vociferar preciosidades cuando una “chica” entra en el baño mientras mean son aquellos que se pueden encontrar meando por cualquier esquina.

StandUp-960x623Porque, dejando a un lado que lo primero que hacen estos es utilizar la violencia para mantener sus privilegios, ¿qué saben sobre los genitales de nadie? No se habrán enterado de que hay chicas con pene y chicos con vagina… ¿Qué pasa si me compro un dispositivo para mear de pie? Y, si el pudor radica en el atractivo sexual, ¿qué pasa con los homosexuales, tanto con los gay (que se pueden sentir atraídos por el que mea) como con las lesbianas (que no se sentirán atraídas)?

No creo que este tema radique en el pudor, sino en el poder. En la mera conservación de privilegios. Hecho que fomentan los hosteleros cada vez que optan por instalaciones segregativas, porque, aunque lo hagan sin pensar, lo que consiguen es mantener el statu quo, dar facilidades a los privilegiados.

Si este artículo te ha hecho pensar, aunque solo haya sido para crearte una opinión contraria, te llamo a que la siguiente vez en la que te veas en una cola para ir al baño pienses por qué no te atreves a entrar en el baño de “los chicos”, aunque estés a punto de mearte encima, o a pensar si realmente tienes más derecho a entrar en un baño o en otro por tu sexo.

Aquí tenéis un artículo buenísimo de Amelia Barquin sobre el tema (está en euskera):

http://www.hikhasi.eus/artikulua/2190

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s