IRITZIA

Elecciones Españolas en Euskal Herria Desde la Izquierda

1453116753_466557_1453136635_noticia_fotogramaEchándole un vistazo a la realidad de casa, parece que la confluencia pueda mejorar aún más los resultados que sacó Podemos en diciembre. Aunque las excesivamente largas negociaciones de los últimos meses han hecho que el foco mediático de las elecciones no esté tan centrado en Madrid (como sí estuvieron en diciembre) y se centre más aquí (la precampaña en la que estamos inmersas en la CAV también ayuda mucho en eso), parece que la confluencia podría ser un acierto.

Pero a diferencia de otras comunidades, la confluencia en Euskal Herria estará indudablemente sesgada, y, salvo sorpresa mayúscula, no intentará abarcar todos los partidos mayoritarios de izquierda. El estigma que todavía tiene que soportar la izquierda abertzale al sur del Ebro (lo que se extrapola sin distinciones a EH Bildu) es, a pesar de no tener ningún sentido,  una realidad que corta las alas de una posible confluencia.

Nafarroa

En Nafarroa, donde debería de resultar mucho más sencillo esa confluencia (bien porque el Gobierno de Navarra se basa en esa misma suma de partidos, bien porque ya se puso en marcha una práctica parecida para el Senado), no parece que llegue a cuajar. Pese a todo,  EH Bildu y Geroa Bai ya han hecho una propuesta firme para esa confluencia a cuatro.

Sin embargo, la rotunda negativa de Izquierda/Ezkerra pone en una difícil situación el acuerdo. Desde I/E se apela a que la oferta llegada desde EH Bildu y Geroa Bai también posee una agenda abertzale, siendo esto algo que dicha formación no quiere, puesto que desea fortalecer un polo social y de izquierdas en Navarra y que eso no lo ve posible si se le da prioridad a la agenda abertzale.

En cuanto a Podemos, diferentes razones se están esgrimiendo según por dónde vienen las reticencias. Las críticas desde Madrid siguen el hilo del estigma que todavía tiene que sufrir EH Bildu en el estado español, a pesar de no decirlo abiertamente. Aunque sinsentido, esta criminalización es real, y puede ser que su peso sea excesivo, ya que la campaña contra Podemos en este sentido podría anular mediáticamente cualquier propuesta o programa que la (muy probable) confluencia pueda presentar de cara a las elecciones. En este sentido, Pablo Iglesias ayer mismo afirmó que esta confluencia a cuatro sería imposible.

Las razones acuñadas por Podemos Nafarroa se centran más en la presencia de Geroa Bai en la coalición, ya que no es realmente un partido de izquierdas. Sin embargo, bajo la presidencia de Uxue Barkos se están llevando a cabo en Nafarroa uno de los pasos más contundentes en defensa de lo social que se estén dando en cualquier gobierno regional del estado español (siendo sinceras, la presencia de otros tres partidos claramente de izquierdas en su gabinete le obliga, quiera o no, a llevar a cabo este tipo de políticas).

3215967

Pero quizás, a estas últimas razones se le sume un cálculo electoral de suma votos. Esta simple suma deja ver que aunando los votos de las cuatro formaciones (aunque estas sumas no son siempre reales) haría que se ganara con claridad, dándole tres escaños a la confluencia a cuatro y dos a PP. En cambio, una confluencia de I/E y Podemos y otra de EH Bildu-Geroa Bai, previsiblemente (siempre fijándonos en los resultados de las anteriores elecciones) daría dos escaños a UPN, dos a la primera confluencia y uno a la posible confluencia de EH Bildu-Geroa Bai. Esto nos daría un resultado muy similar: en los dos supuestos perdería su escaño PSN y las fuerzas por el cambio en Nafarroa (los cuatro que están en el gobierno) sumarían tres escaños. Es decir, se conseguiría el mismo resultado en número y reparto de escaños. Y recordando la criminalización que padece EH Bildu, puede que para Podemos resulte más cómodo no arriesgarse a juntarse con la coalición soberanista viendo que el resultado final puede ser el mismo. Aun así, será hoy mismo, viernes 6 de mayo, cuando se reúna Podemos Navarra en asamblea para tomar la decisión, dejando claro que será el órgano estatal el que tome la decisión final.

Comunidad Autónoma Vasca

En la CAV no hay tanto lio de confluencias. Según la decisión final que se tome en Madrid entre IU y Podemos, se creará o no también en la CAV. Pero ninguna más. La presencia de EH Bildu como potencial aliado de izquierdas bajo circunstancias normales no se dará por la anteriormente comentada criminalización de la coalición. Aun así, es de recalcar que esa alianza arrasaría en todos los herrialdes sin excepción (volvemos a decir, nos basamos en la suma directa de votos, cosa que no es siempre real), rozando cotas del 45% de los votos totales. Mas esta realidad en la izquierda vasca es inviable, ya que ningún partido ha mostrado interés para ello (exceptuando la disposición de sentarse a negociar sobre las bases que debería tener una confluencia de este tipo que demostraron en votación las bases de EH Bildu).

En la CAV, IU, debilitado desde las escisiones que se produjeron hace algunos años (la de Alternatiba en 2008 y la del sector Madracista en 2011), se ha limitado a un papel testimonial no llegando ni al 3% en las últimas elecciones del 20-D (siendo éstas donde más fuerza tiene).

EH Bildu, en esas elecciones perdió más de 100.000 votos y 4 escaños, y entró en el Congreso con 2 escaños y casi 185.000 votos. Parte de una posición bastante peor que la que tuvo el 19 de diciembre, pero sigue siendo tercera fuerza. En cuanto a la realidad interna respecto a una más que improbable confluencia, se dividen dos corrientes internas, que se entienden en cierto modo por las dos diferentes posiciones respecto el para qué ir a Madrid. Mientras que un grupo cree que ir al Congreso es importante para que se oiga de manera fuerte y nítida la voz que reclama la independencia de Euskal Herria (éste no estaría dispuesto a ir junto a partidos no independentistas), otra facción piensa que, más allá de defender lo anterior (pero sin renunciar a ello), es más importante llevar al Congreso un discurso más social y de izquierdas, que consiga cambiar la imagen que ha tenido la izquierda independentista vasca en el estado español (ésta estaría de acuerdo a una suma de partidos). El ejemplo de Sabino Cuadra es el que defiende esta segunda facción, que consiguió, si no adhesión a la causa independentista, sí al menos respeto por la misma, tendiendo puentes con la izquierda española, de la que durante muchos años se ha ido alejando la izquierda independentista vasca.

bilduypodemos_3817_1En cuanto Podemos Euskadi, está claro que tampoco tiene una sola corriente interna, como ya se pudo comprobar en las primarias para el cargo de secretaria general, que finalmente ganó Nagua Alba. Aun así, todos se opondrían a ir a las elecciones del 26-J junto a EH Bildu. Unos porque existe dentro de Podemos un sector que siente cierta animadversión hacia la izquierda abertzale. Otros sectores en cambio, son más cercanos a EH Bildu, pero ven mediáticamente perjudicial esa alianza. Siendo la razón una u otra, la unión de los tres partidos bajo una misma lista se antoja imposible. Por tanto, no queda más que hacer conjeturas con la aparición de la confluencia IU-Podemos.

Este nuevo escenario, le daría a la dicha lista opciones casi seguras de reeditar el éxito que cosechó Podemos en diciembre, llegando a mejorarlos, ganando en el feudo jeltzale de Bizkaia (algo que solo logró hacer Zapatero en 2008 con unos resultados sorprendentes). De esta manera conseguiría previsiblemente quitarle ese tercer escaño al PNV y sumárselo a su propio casillero. Entre los otros partidos, salvo sorpresas, todo seguiría igual. En Araba, la suma de Podemos e IU les daría una victoria aplastante, dejándole al PSOE sin escaño por Araba por primera vez desde la Segunda República y consiguiendo la confluencia un segundo escaño. EH Bildu, que el 20-D se quedó a 4.000 votos del escaño del PSOE, se le subiría hasta los 7.000 votos la posibilidad de escaño (que le robaría al PNV), suponiendo esto una suma del 33% de los votos obtenidos en ese herrialde en diciembre. En Gipuzkoa, poco cambiarían las cosas. EH Bildu, gran perdedora en las anteriores elecciones con una pérdida de 50.000 votos, se quedó a algo más de 10.000 votos de la segunda posición del PNV, lo que le permitiría lograr su segundo escaño. La confluencia IU-Podemos pasaría la barrera de los 100.000 votos, pero quedarían muy lejos del tercer escaño.

Cálculos globales

Así las cosas, la confluencia se haría fuerte en Euskal Herria, dándole 9 de los 23 escaños que se disputan (2 en Nafarroa y puede que 7 en la CAV). EH Bildu podría aspirar sin problemas al tercero (en este caso compartido) si se coaliga con Geroa Bai. En cuanto a sumar más escaños, se ve difícil si no consigue levantarse un poco del batacazo que supuso el 20-D, sobre todo en Gipuzkoa. PSOE se quedaría con 2, bajando otros dos. Perderá probablemente el escaño en Nafarroa si al final se fragua la unión EH Bildu-Geroa Bai, y también el de Araba si se consigue que la confluencia estatal sea también así en votos. PNV por su cuenta bajaría a 5 en la CAV y le correspondería una parte del escaño de la coalición de Nafarroa de EH Bildu-Geroa Bai. Por último, el PP mantendría sus 4, los 2 de Nafarroa y las solitarias de Araba y Bizkaia. Todo ello, sin tener en cuanto en qué dirección irán los castigos y premios por los demasiado largos meses de negociaciones.

De esta manera, se podría decir que Euskal Herria podrá ser garante del gobierno del cambio, ya que en un hipotético sorpasso y gobierno del cambio liderado por Pablo Iglesias, los votos de EH Bildu también serían sin duda en ese sentido, y sumarían un total de 12 de 23. Además, si a esto le sumamos los 2 del PSOE del hipotético gobierno del cambio en el que le tocaría estar, y los 5 del PNV, que a falta de pocos meses para las elecciones autonómicas no se atrevería a dar sus votos a favor del PP de Rajoy, la suma ascendería hasta los 19 de 23.

Por tanto, parece que en Euskal Herria una clara mayoría apuesta por remodelar el estado español, donde es necesario, y con urgencia, un cambio de rumbo que lo lleve por sendas más sociales que aseguren los derechos humanos y civiles más básicos a toda la ciudadanía. Es hora de la dignidad.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s