IRITZIA

3 de Marzo, Siempre en la Memoria

foto-21Se cumplen cuarenta años de los hechos del 3 de Marzo en Gasteiz. Nosotras no nos olvidamos de ello y queremos mantener viva la llama de aquellos cinco obreros asesinados, a conciencia, por la policía armada española durante la jornada de huelga del 3 de marzo de 1976, además de los cientos de heridos en una emboscada a traición.

Apenas acababa de fallecer el dictador Francisco Franco y aquella época resultaba todavía carente de cualquier libertad. En el ámbito laboral las huelgas, las manifestaciones o el derecho a reunión estaban totalmente prohibidas. Sin embargo, en aquellos meses en Gasteiz se estaban dando unas amplias huelgas secundadas por varias empresas cuyas reivindicaciones eran absolutamente de carácter laboral. Aquel 3 de marzo se había convocado un paro total que secundó prácticamente la totalidad de los trabajadores, ya fueran los de las empresas que exigían sus derechos, como de aquellas que se solidarizaron con el movimiento huelguista o del resto de la población. Ya desde la mañana la policía actuó intentando disolver cualquier reunión o manifestación pero fue por la tarde cuando comenzó la masacre.

Se había convocado una asamblea general informativa en la iglesia de San Francisco de Asís donde los comités en lucha de las empresas solían reunirse habitualmente. Aquella tarde la policía dejó que la iglesia se llenara premeditadamente y con una multitud dentro ordenó el desalojo de la misma. Ante la negativa de los que allí se congregaron y la imposibilidad de acceder al templo, ya que estaba protegido por un Concordato que no permitía el acceso de las Fuerza de Seguridad salvo urgencia, la policía lanzó gases lacrimógenos y material antidisturbios a la iglesia. Las personas que se encontraban dentro comenzaron a salir desesperados entre la asfixia y el pánico. Fue cuando la policía comenzó a aporrear y disparar tanto a los que huían como a cualquiera de los que se encontraban alrededor.

p2330254_0

Cinco obreros fueron asesinados: Romualdo Barroso, Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar, José Castillo y Bienvenido Pereda. Cientos más terminaron heridos, algunos de gravedad. Hubo también víctimas paralelas a consecuencia de protestas que denunciaban la matanza de Gasteiz: Juan Gabriel Rodrigo y Vicente Antón Ferrero, que murieron en Tarragona y Basauri, respectivamente, bajo la represión franquista. La policía se congratuló de su trabajo y el que era Ministro de Gobernación (equivalente al Ministro de Interior actual) Manuel Fraga, exculparía a las Fuerzas Armadas de los hechos y esquivó cualquier responsabilidad. Ya comentó en más de una ocasión que la calle era suya y una vez más con la policía franquista a su mando así lo demostró.

3marzo41Fue una matanza con premeditación como mostraban las grabaciones del canal de la radio de la policía durante los acontecimientos. Aunque se abrieron diligencias previas, los sumarios abiertos acudieron entre juzgados y tribunales llegando finalmente a la jurisdicción militar que no consideró los hechos como constitutivos de un delito de homicidio. Durante años siguientes varias reclamaciones al Estado por responsabilidad civil fueron rechazadas.

Cuarenta años exigiendo justicia, cuarenta años de memoria, cuarenta años intentando que los relatos colectivos no sean exclusivos de los vencedores. No olvidamos.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s