IRITZIA

Terrorismo Patronal

accidentelaboralUno de los conjuntos de víctimas del sistema capitalista actual más olvidados es el de las trabajadoras. Los accidentes laborales no han sido fruto de casualidades o mala suerte. El hecho de que haya tantas víctimas que sufren accidentes, e incluso pierdan la vida, en su horario laboral tiene causas estructurales en un sistema de mercado en el que las empresas buscan abaratar costes para obtener más beneficios. Y es aquí donde comienzan a perder la vida las obreras.

La subcontratación, la precariedad y los accidentes laborales van de la mano. Mientras, la trabajadora pierde derechos y la inversión en prevención y seguridad cae, el beneficio en la empresa aumenta y su(s) dueño(s) se hacen más ricos.

En el informe ‘Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales 2015’ presentado por el sindicato vasco LAB se asegura que durante el año pasado hubo 267 accidentes laborales al día en Hego Euskal Herria, lo que supone un accidente cada cinco minutos. Unas cifras escalofriantes, y más si sumamos que cada seis días fallecía una trabajadora y que se detectaron 12 enfermedades derivadas de la actividad profesional. Estos datos suponen un aumento de accidentes respecto al año anterior de un 8,7%.

En el conjunto del estado los datos tampoco invitan al optimismo. Entre enero y noviembre se contabilizaron hasta 479.577 accidentes. Un 7,7% más respecto al número de siniestros registrado el año anterior. 565 personas fallecieron, suponiendo esto un aumento del 10,8% respecto a 2014.En un 35, 4% de los casos, las víctimas que sufren estos accidentes son trabajadoras con menos de un año de experiencia.

sevilla-accidentes-laborales--644x362Pero, ¿por qué nadie se escandaliza por estas cifras? Quizá nos hayamos acostumbrado a ver cifras en vez de personas (no sólo con las víctimas del ámbito laboral, también de la violencia machista, de las guerras, etc.). El caso es que no se toman medidas para reducir la mortalidad laboral ni los accidentes en el trabajo, ya que no interesa. El gasto de una vida humana sale más rentable que la prevención. Otro signo más de la explotación laboral que se promulga en diferentes vías de expresión: alargando la jornada laboral, reduciendo salarios, precarizando los puestos de trabajo, disminuyendo los gastos de protección y seguridad en el trabajo… Bajo el capitalismo la vida humana se sacrifica a la producción.

Las trabajadoras no han “elegido” trabajar en puestos en los que su vida corra peligro, nadie quiere morir trabajando y más si estás dando tu fuerza de trabajo para el lucro del empresario de turno. Se dice aquello de trabajar para vivir, no vivir para trabajar. Pues con menos razón trabajar para morir o morir trabajando.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s