ARTIKULUAK

Medicina Alternativa (III): Hierbas Medicinales

HIERBAS MEDICINALES – ¿Natural = mejor?

El médico debe ser el auxiliar de la naturaleza, no su enemigo

Paracelso (1493-1541)

Podría decirse que la medicina de las plantas es el tratamiento más viejo y más conocido y que, incluso hoy en día, tiene un gran papel en el servicio sanitario de África y de Asia. Se basa en las plantas y en las tradiciones y, últimamente, es la disciplina alternativa que más se ha extendido en el resto de países del mundo.

principios-activos-de-las-plantas-medicinales-vidanaturaliaDicho saber se ha creado mediante prueba y fallo de todas y cada una de las sociedades del mundo (probando una planta o parte de ella y viendo qué efectos tiene), durante miles de años. La muestra más conocida de ello es la del medicamento que ahora conocemos como Aspirina: el ácido acetilsalicílico. La corteza del tronco del sauce (Salix atrocinerea) se ha utilizado desde siempre para combatir el dolor de cabeza, pero, no se ha conocido el porqué de su efecto hasta hace poco: químicos investigaron y extrajeron la salicina del árbol. Ese era el compuesto activo que eliminaba el dolor de cabeza. Dichos químicos, en cambio, sabían que la salicina es bastante tóxica (aparte de quitar el dolor de cabeza, da dolores estomacales) y, por ello, sintetizaron en laboratorio el ácido acetilsalicílico, un compuesto de menor toxicidad. De ese modo, en 1899, los laboratorios Bayer comercializaron la primera Aspirina.

Con este ejemplo de la aspirina queda plasmada la idea principal que queremos mostrar con este último artículo:

se pueden obtener medicamentos muy efectivos y seguros de las plantas, pero, en la medida en que son medicamentos, se debe tener cuidado con los mismos.

Últimamente se han abierto muchas tiendas Naturistas, donde se venden remedios naturales hechos de plantas. Pero, ¿la creencia natural = mejor es verdadera? La efectividad de la mayor parte de los remedios que se venden en dichas tiendas no está científicamente verificada y, en los análisis de otros remedios naturales se ha visto que su efectividad no es significativa. Por ejemplo, las píldoras que se hacen mediante la mezcla de varias plantas, según las necesidades del paciente, no han mostrado ningún efecto significativo. He aquí una tabla interesante (Ernst y Singh, 2008):

Planta ¿Para qué? Efectividad
Arándano (Vaccinum mirtilus) Enfermedades oculares, varices, dolores menstruales Escasa
Aloe vera (Aloe barbadiensis) Herpes, psoriasis, heridas, irritaciones Escasa
Ajo (Allium sativum) Colesterol alto Buena
Valeriana officinalis Insomnio Mediana
Ginseng asiático (Panax ginseng) Impotencia, cáncer, diabetes, “remedio para todo” Escasa
Trébol (Trifolium pratense) Síntomas de la Menopausia Buena
Camomila (Chamomila recutita) “Remedio para todo” Escasa
Muérdago (Viscum album) Cáncer Escasa
Hierba de San Juan (Hypericum perforatum) Estados depresivos leves y medios Buena
Sauce blanco (Salix alba) Dolor Mediana

En la tabla superior se puede ver cómo muchos de los productos que se venden como panacea casi no tienen efecto o no lo tienen en absoluto. Aún así, suelen tener un alto precio en las tiendas. Eso sí, no todos los productos son placebos, hay plantas medicinales reales.

Mucha gente utiliza hierbas medicinales como complemento a la medicina convencional, pero, no todos son conscientes de que dichos complementos pueden resultar peligrosos:

  • Las hierbas medicinales pueden ser, de por sí, tóxicas (la belladona, por ejemplo)
  • Pueden interactuar con otros medicamentos (la hierba de San Juan y el ajo, entre otros)
  • Pueden estar adulterados o contaminados: a veces, cuando los remedios se traen de fuera, pueden contener trazas de metales pesados u otros contaminantes.

Al parecer, no queremos ver que las hierbas medicinales, en cuanto afectan en nuestra bioquímica, son como cualquier otro medicamento y que, por ende, pueden ser peligrosas1. Para muestra de ello el siguiente párrafo:

hypericum_espUna chica joven de Arkansas comenzó a tomar hierba de San Juan, por su cuenta, para tratar su depresión leve (tal y como hemos mostrado anteriormente, dicha planta es efectiva para curar episodios de depresión leve y medio). La razón por la que estaba deprimida era que le tenían que trasplantar un riñón y el bazo. Para dicha operación los médicos le recetaron ciclosporina (un medicamento convencional que ayuda a que el cuerpo no rechace los nuevos órganos). Aunque la operación resultó ser un éxito, las funciones de los órganos trasplantados disminuyeron. Los médicos estaban atónitos, no entendían qué era lo que fallaba. Pues, resultó que la hierba de San Juan interactuó con la ciclosporina, por lo que la joven tuvo que volver al programa de diálisis. Es decir, el cuerpo le rechazó los órganos trasplantados, y todo por no haber contado a los médicos que estaba tomando la hierba de San Juan (1. imagen).

No es un hecho puntual (Ernst y Singh, 2008):

Planta Peligros
Arándano Puede bajar los niveles de azúcar en sangre o reforzar el efecto de los medicamentos contra la diabetes. Puede interactuar con anticoagulantes.
Aloe vera Tomado en zumo, puede causar diarrea, dañar los riñones, o causar una depleción de electrolitos. Puede interactuar con medicamentos para el corazón o contra la diabetes. Aplicado en la piel no tiene efectos adversos (2. imagen)
Ajo Puede bajar los niveles de azúcar en sangre, aumentar los efectos de anticoagulantes e interactuar con otros medicamentos
Valeriana officinalis Se ha relacionado con algunos daños hepáticos
Ginseng Puede interactuar con anticoagulantes y otros medicamentos. Se ha relacionado con insomnio, dolor de cabeza, diarrea, hipertensión y problemas cardiovasculares y endocrinos
Trébol Se ha relacionado con hemorragias y puede interactuar con anticoagulantes, píldoras de contracepción y otros remedios
Camomila Puede interactuar con anticoagulantes
Muérdago Puede interactuar con anticoagulantes y otros medicamentos
Hierba de San Juan Interactúa con medicamentos como la ciclosporina
Sauce blanco Se ha relacionado con pocos casos de daños hepáticos y hemorragias

 aloe_esp

Cada uno es libre de elegir cualquier práctica, disciplina o producto que quiera, pero es muy recomendable analizar cuál es la filosofía que yace en la base de cada uno de ellos, antes de decidirse. Al fin y al cabo, el dinero va y viene, pero es nuestra salud la que está en juego…

1 López Luengo, Mª T. (2008). Plantas medicinales. Interacciones con medicamentos y con otros fármacos vegetales. OFFARM – Ámbito farmaceútico, Fitoterapia. 27 (4): 82-86.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s