ARTIKULUAK

La RGI, Maroto y la xenofobia

CC8Ua3ZWEAATbODMucho se ha hablado últimamente sobre la RGI, y la mayoría de las veces relacionado con las críticas vertidas por parte de Javier Maroto, alcalde de Vitoria-Gasteiz. El alcalde popular suele recriminar al colectivo magrebí, y más exactamente a los inmigrantes de procedencia marroquí y argelino, aprovecharse de las ayudas que les proporcionan las Administraciones Públicas. Pero, ¿cuánto hay de cierto en estas acusaciones? ¿Cuánto de falso? Mediante este artículo se tratará de esclarecer algunas de las dudas que puedan surgir con este polémico tema, que aúna inmigración y ayudas sociales. Afirmar antes que nada, que la mayoría de los datos parten del documento que en su momento sacó a la luz la plataforma Gora Gasteiz!, que trató desde el principio en desmontar las mentiras que, según ellas, afirmaba Maroto. Pero como se verá, este punto no resta imparcialidad u objetividad al análisis.

¿En qué consiste la RGI?

La RGI, Renta de Garantía de Ingresos, es una ayuda económica para poder cubrir unas necesidades básicas y asegurar la socialización e incorporación en el mercado laboral. Entre otras condiciones, se pide tener más de 23 años y estar empadronado en un municipio de la CAV durante 3 años1. Además, el receptor debe estar apuntado en Lanbide, buscar de manera activa el trabajo y no podrá rechazar un trabajo apropiado para su persona2. Tiene una duración de dos años, con opción de extenderlo. Como dato a resaltar, la mayoría de receptores son de nacionalidad española (el 60%), y el resto (40%) de nacionalidad extranjera3.

¿Qué es lo que asegura Maroto?

ayudas--575x323Javier Maroto ha afirmado reiteradas veces que la mayoría de los inmigrantes de origen magrebí, especialmente marroquíes y argelinos, van a Vitoria-Gasteiz a vivir de las ayudas sociales4,5,6. Ha llegado a dar incluso números concretos sobre estas dependencias de magrebíes respecto a las ayudas: el 70% de argelinos y magrebíes viven de las ayudas sociales7. Afirmaciones que ha ratificado delante del fiscal8.

Pero, ¿están bien fundamentadas estas acusaciones?

Antes de sumergirse en un mar de datos sobre tasas de desempleo, tasas de inmigración y emigración o de presión migratoria, es curioso y significativo recordar que desde el mismo ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz las trabajadoras del Servicio de Inserción hayan señalado que se han visto “en la obligación de llamar la atención sobre la irresponsabilidad de las afirmaciones (de Javier Maroto)…así como del lenguaje utilizado, altamente denigrante además de incendiario”9.

“Efecto llamada”

Junto a ello cabe destacar el informe elaborado por el Síndico Defensor vecinal, publicado el 31 de enero de 2011 en defensa del Sistema de Ayudas Sociales, ya que entonces también hubo críticas y acusaciones en el mismo sentido (en ese caso, igual que en el actual, se dieron a pocos meses de las elecciones). Este informe asegura que el “efecto llamada” que las ayudas sociales puedan suponer y tanto alarma a Maroto (es decir, que haya inmigrantes que se muevan para vivir de las ayudas sociales) no es real en absoluto, ya que el porcentaje de inmigrantes en Araba es más bajo que en provincias limítrofes (8,3%), mientras que en Navarra, Burgos y La Rioja es de 11,2, 9,2 y 14,6% respectivamente10. Esto demuestra que las personas inmigrantes se mueven en relación al trabajo disponible y no de las ayudas sociales que puedan recibir.

Además, en contra de lo que afirma Maroto (dice que los magrebíes vienen a vivir de las ayudas), los extranjeros dejan de recibir las ayudas (por elección propia) en mayor medida que los de nacionalidad española. Así, el 52,6% de los extranjeros que percibía ayudas en 2005, cuatro años más tarde ya no lo hacía, mientras que ese porcentaje de gente que deja de cobrar las ayudas sociales entre los de nacionalidad española se redujo en 6 puntos menos, en un 46,3%. Por lo tanto, sería más apropiado (pero igual de injusto) decir que los ciudadanos de nacionalidad española viven de las ayudas.

Número de inmigrantes y ayudas recibidas

Como se puede observar en la siguiente tabla11, muy lejos del tan cacareado efecto llamada, los datos demuestran que el número de inmigrantes residentes en Vitoria-Gasteiz ha disminuido desde enero de 2012, siendo de 13,1% el descenso entre la población de marroquíes y argelinos.RGI

Y a pesar de que estos datos afirmaban la inexistencia de ese efecto llamada, Maroto no solo lo utilizó para alarmar sobre ese fenómeno, sino que lo utilizó también para decir que el 60% de los marroquíes y argelinos percibían ayudas sociales. Pero eso tampoco es cierto, ya que lo que la tabla dice es que ese porcentaje recibía atención social en Vitoria-Gasteiz, lo que es muy diferente de recibir algún tipo de dinero.

Además, ese tipo ayuda económica no la da el ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, lo da el Gobierno Vasco. Por ello, Maroto pidió los datos al Gobierno Vasco y recibió que solo 846 marroquíes y 581 argelinos recibían dicha ayuda económica, la RGI12. Estos datos demuestran que muy lejos del 64% argelinos y 60% marroquíes que recibían esa ayuda social (como el afirmaba), el porcentaje era de 30,3% de los argelinos y de 22,3% de los marroquíes. Pero entonces, ¿De dónde saca Maroto estos datos? Lo que Maroto hace en este caso es mezclar, e intentar darle el mismo significado, a los términos beneficiario y receptores. Los receptores son las personas que directamente reciben las ayudas, y los beneficiarios son los que se benefician de ella, es decir un hijo de una madre que pide la ayuda. Por lo tanto, lo que Maroto hizo es contar a las familias (beneficiarias) como receptores, abultando de manera intencionada el número.

Junto a esta falacia, el alcalde popular de Vitoria-Gasteiz afirmó que las ayudas a estas personas son de entre 866 y 1.200€. Pero al observar las aportación económica media que hace la RGI a los beneficiarios magrebíes es de 643,21 en el caso de los argelinos y de 642,4 en el caso de los marroquíes. Y para acercarse a esos datos que él afirma posiblemente sume las ayudas PCV (Prestaciones Complementarias de Vivienda). Pero ni con ésta se pueden alcanzar las cifras que Maroto señala por dos razones: porque no lo reciben todos los que reciben la RGI y porque esta ayuda no supera los 250€. Por lo tanto, ni con esas ayudas puede llegarse a los números dichos por Javier Maroto.

¿Cuál es la realidad laboral actual de los marroquíes y argelinos?

diario-noticias-de-alav-377130_27244_11Sería lógico pensar que cualquier persona que pida una ayuda social sea porque realmente lo necesite. Asimismo, sería comprensible pensar que las demandas de ayudas sociales se incrementarán en época de crisis. Y éste es el caso de los magrebíes que tanto ha criminalizado el alcalde de Vitoria-Gasteiz. En el año 2007, los marroquíes que demandaban empleo eran 179 en una población de 268113. Dicho número de demandantes se había multiplicado por 8,25 en el caso marroquí el 2012 (1.476 demandantes de empleo), mientras que la población solo había multiplicado por 1,55. Es decir, en proporción, entre 2007 y 2012 los demandantes de empleo entre la población marroquí se había multiplicado por 5,32. Y el caso argelino demuestra cifras similares, habiéndose multiplicado la población demandante de empleo por 3,75.

Lo que estos datos reflejan es que la crisis que estamos padeciendo en los últimos años se ha cebado especialmente con estas poblaciones. En estas poblaciones y en la población inmigrante en general, ya que normalmente son los que ocupan los trabajos más fluctuantes y donde no se precisa cualificaciones académicas14. Un claro ejemplo de este tipo de trabajo es el de la construcción, y como es bien sabido, es uno de los sectores que en mayor medida se ha visto afectado con la crisis. Así, la tasa entre la población extranjera es de 40% en la CAV, mientras que el de la población autóctona es de 14,48%15.

¿Puede existir alguna motivación electoral en las protestas de Maroto?

Ésta es la única razón, la electoral, que queda para poder explicar las críticas vertidas por Javier Maroto hacia estas poblaciones de inmigrantes. Y no parece que este argumento vaya muy desencaminado, ya que antes de las elecciones de 2011 también hubo una polémica relacionada con los inmigrantes. En este caso se debió all proyecto de construcción de una mezquita en Zaramaga, siendo en los dos casos el chivo expiatorio de los movimientos tácticos previos a las elecciones municipales los inmigrantes16,17. Pero no cualquier tipo de inmigración, sino los magrebíes en su mayoría.

La razón para que se haya decidido atacar a este sector tiene una explicación sencilla: que los inmigrantes magrebíes necesitan estar viviendo diez años en el estado español para poder nacionalizarse y votar en las elecciones18. Los latinoamericanos, en cambio, solo necesitan dos años de estancia para conseguirlo. Por tanto, una campaña mediática y embustera de este calibre contra la población latinoamericana sería una jugada electoral tremendamente peligrosa como posible obtención de voto xenófobo, ya que esa población atacada podría votar en las próximas elecciones.

Conclusiones

Por todo ello, podemos decir que las críticas que vierte Javier Maroto, actual alcalde de Vitoria-Gasteiz y candidato a la reelección, son completamente falsas e intencionadas. Es inaceptable que por intereses electorales se intente avivar unos prejuicios, e incluso odio, raciales y étnicos hacia la población magrebí, que con todas sus buenas intenciones y ganas de trabajar ha dejado su tierra atrás (donde empresas españolas como Zara les condenan a una vida de esclavos19) y han hecho de Vitoria-Gasteiz (en este caso) su nuevo hogar.

Bibliografía

  1. http://www.lanbide.euskadi.eus/rgi/-/informacion/preguntas-frecuentes-sobre-la-rgi1/
  2. http://www.lanbide.euskadi.eus/rgi/-/informacion/preguntas-frecuentes-sobre-la-rgi2/
  3. http://www.siis.net/documentos/hemeroteca/20140311-3.pdf
  4. http://www.noticiasdealava.com/2014/07/23/araba/maroto-insiste-la-mayoria-de-argelinos-y-marroquies-viven-de-los-sistemas-de-prestaciones-sociales
  5. http://www.eldiario.es/norte/euskadi/sociedad/oposicion-alcalde-Maroto-partidista-inmigracion_0_282072027.html
  6. http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/08/05/paisvasco/1407242033_777288.html
  7. http://www.cadenaser.com/euskadi/articulo/maroto-arrepiento-ciento-argelinos-magrebies-viven-ayudas-sociales/csrcsrpor/20140806csrcsreus_9/Tes
  8. http://www.elcorreo.com/alava/sociedad/201411/13/arranca-declaracion-maroto-ante-20141113082951.html
  9. https://lagenterula.wordpress.com/2014/07/25/maroto-verguenza-de-alcalde-xenofobo-y-racista/
  10. https://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/70/78/37078.pdf
  11. http://muybastos.com/wp-content/uploads/2014/12/Por-qu%C3%A9-Maroto-tiene-que-pedir-perd%C3%B3n-tontolnabo.pdf
  12. http://www.lanbide.euskadi.eus/y94-general/es/contenidos/estadistica/rgi_beneficiarios_municip_2014/es_def/rgimun01059.shtml
  13. http://www.sepe.es/indiceObservatorio/buscar.do?indice=2&tipo=2&periodo=anual&ambito=Provincial&provincia=01&tema=04&idioma=es
  14. http://extranjeros.empleo.gob.es/es/ObservatorioPermanenteInmigracion/Publicaciones/contenido_0004.html
  15. http://www.diariovasco.com/economia/trabajo/201408/19/tasa-paro-inmigrantes-triplica-20140819000524-v.html
  16. http://elpais.com/diario/2011/09/13/paisvasco/1315942807_850215.html
  17. http://elpais.com/diario/2011/09/09/paisvasco/1315597215_850215.html
  18. http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gaur8/editions/gaur8_2014-10-11-07-00/hemeroteca_articles/datuek-hankaz-gora-jartzen-dituzte-aurreiritzi-xenofoboak-gasteizen
  19. http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/14/galicia/1326541713.html
Advertisements

One thought on “La RGI, Maroto y la xenofobia

  1. Pingback-a: El 25-S en la CAV |

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s