ARTIKULUAK

El TTIP: muchas preguntas, pocas respuestas

¿Qué es el TTIP?bolsas ttip

El TTIP (del inglés Transatlantic Trade and Investment Partnership) es el Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión entre EEUU y la Unión Europea. El objetivo primordial es la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre las partes citadas, con el que, como cita Ignacio García Bercero (director del grupo de negociación de la UE), liberalizar las inversiones y el comercio entre EEUU y la UE1. Mediante esta liberalización se pretende flexibilizar las leyes que regulan las importaciones/exportaciones, cambiando o eliminando dichas leyes. Según dice García Bercero, este tratado hará que aumenten las exportaciones que efectúa Europa con EEUU, creando empleo e incrementando la actividad económica en Europa. Todo ello, supondría una ganancia de 119.000 millones de euros para Europa, lo que se traduciría en 545€ más para cada hogar.

Pero todo el mundo no es tan positivo respecto a este TLC, y un buen ejemplo es Sol Sánchez Maroto (miembro de la Coordinadora ATTAC España). Sánchez intenta poner en evidencia la eliminación de los impuestos arancelarios y no arancelarios, y que se conseguirá mediante la armonización de las leyes, lo que supone una amenaza para los ciudadanos2. Esta activista de izquierdas asegura que dicha armonización provocará la aplicación de las leyes que menos protección ofrecen a los ciudadanos en toda la zona que abarca este tratado. Dicho con otras palabras, se aplicarán en ambos lados del atlántico las leyes que más benefician a las multinacionales.

¿Cómo se están dando las negociaciones?

Las negociaciones comenzaron en julio de 2013 y se están dando en secreto, sin que la prensa tenga acceso al texto que se está elaborando, teniendo incluso problemas los europarlamentarios presentes en Bruselas (solo pueden leerlo durante dos horas, deben hacerlo sin dispositivos móviles o bolígrafos,…)3. Estas prohibiciones y limitaciones no las sufren los empresarios de corporaciones europeos o de EEUU. Así, los lobbys empresariales que presionan las negociaciones son en gran parte privadas (92%), como el Corporate European Observatory denunció el verano pasado4. Entre esas corporaciones existen empresas españolas como Inditex, Iberdrola, Telefónica o Repsol. Pero el sector empresarial que más activamente está actuando como un lobby es el de la alimentación, según palabras de Ekaitz Cancela. De las 560 reuniones que tuvo la Dirección General del Comercio, 113 fueron con el citado lobby empresarial de la alimentación, más que el de finanzas, farmacia, médico o automóvil juntos5.

¿Pero qué efectos tiene la armonización de las leyes?

Esta armonización afecta a diversos sectores, tal y como lo llevan denunciando algunos partidos políticos y muchos colectivos sociales.

IMPUESTOS Y DESREGULACIONES

Muchas veces se ha dicho que el TCL es necesario porque reduciría los aranceles que limitan las exportaciones e inversiones. Mas como afirma Alberto Garzón (secretario general de IU), los aranceles existentes entre EEUU y Europa son de los más bajos del mundo, situándose entre 3,5% y 5,2%6. Descartado esta excusa, el joven político español asegura que el TLC busca cambiar las leyes que regulan la sanidad, el medioambiente, la alimentación o los convenios colectivos, junto a la privatización del sector público. Garzón, además, nos recuerda también que todas estas medidas solo beneficiarán a grandes empresas y a multinacionales, siendo los consumidores, los ciudadanos y los trabajadores los que sufrirán los beneficios ajenos.

MEDIOAMBIENTE

Los efectos negativos que pueda provocarle el TLC al medioambiente son admitidos incluso por la Unión Europea. Sumando a que el comercio de larga distancia perjudica más que la local, las leyes europeas son mucho más estrictas que las de EEUU en el empleo de químicos, como avisa EH Bildu7. Por ello, las leyes que se aplicarán en Europa y EEUU serán las más laxas (es decir, las estadounidenses), en pro de las multinacionales (y este es el punto donde más ha presionado el sector alimenticio). No suficiente con ello, firmar el TTIP también abriría las puertas al Fracking en Europa, una práctica muy extendida (y permitida) en EEUU, que está prohibida en la mayor parte de Europa.

SANIDAD

Además del de químicos que están prohibidos en Europa, el cambio de las leyes sobre las patentes tendría un gran efecto en la comercialización de los medicamentos genéricos, subiéndoles el precio en favor de las empresas farmacéuticas. Junto a ello, un ejemplo de las privatizaciones antes citadas sería el de la sanidad pública. Las empresas estadounidenses que ejercen la sanidad privada en EEUU se encontrarían con un mercado enorme y extremadamente lucrativo en Europa, donde la sanidad privada apenas tiene presencia.

ALIMENTACIÓN

En el sector alimenticio también existen grandes diferencias entre las leyes de Europa y EEUU. En Europa se aplica el principio de prudencia, es decir, y poniendo un ejemplo, si se quiere comercializar un producto tratado mediante hormonas, es necesario que se demuestre que no es perjudicial para la salud. En EEUU, en cambio, esto ocurre de manera contraria, o sea, para no poder comercializar debes demostrar que es perjudicial, y mientras no se demuestre de manera clara, el producto está en el mercado. Por lo tanto, la firma del TTIP conllevará importar el modelo estadounidense a Europa, abriéndoles de par en par las puertas del mercado europeo a transgénicos, pesticidas, animales tratados mediante hormonas,…

SISTEMA FINANCIERO

En este caso, se exportaría la legislación europea a EEUU, ya que son más laxas en el control financiero que las estadounidenses. Después del Big Crash, en 2010 el gobierno de EEUU dio poderes a sus propias administraciones para regular las filiales extranjeras de los bancos de EEUU. No se tomaron, pero, medidas así en Europa, donde los bancos tienen menos límites. Por eso, se pasaría la legislación europea menos restrictiva a EEUU.

RELACIONES LABORALES

A pesar de que en los últimos años muchos derechos laborales se han visto perdidos en Europa, todavía son mucho más que en EEUU. Por ello, se ha avisado de que la firma del TLC pondría en peligro los derechos de los trabajadores que tanto costaron conseguir en el pasado y que han sido motivo de orgullo de la clase obrera, ya que se importarían los derechos laborales existentes en EEUU. Y esto no debería de sorprender a nadie, viendo como los grandes empresarios siempre han afirmado que dichos derechos son un lastre para la competitividad. Y si le sumamos a ello el trabajo que están haciendo los lobbys (empresarios de grandes corporaciones y multinacionales) en las negociaciones, dicho temor es más que justificado.

MULTINACIONALES VS ESTADOS

Y más peligroso aún que todos estos cambios legislativos que traería el TTIP, podría ser la siguiente: los estados soberanos y las empresas multinacionales se convertirían en sujetos jurídicos de mismo nivel. Mediante esta medida, las multinacionales podrían denunciar a los estados frente a un tribunal de arbitraje internacional si los segundos llegaran a tomar alguna medida que los perjudicara. Es decir, si los estados toman una decisión (democráticamente) que afecte a alguna empresa, este último lo podría denunciar por supuestos daños o perdidas económicas. Esto supondría un ataque directo a la soberanía de los estados, ya que sus decisiones quedarían supeditadas a los intereses de las multinacionales (considerados del mismo nivel jurídico que los estados). Hay muchos ejemplos de ello, y uno es el de Canadá y la empresa Lone Pine, que denunció al estado de Canadá porque el pueblo de Quebec exigió una moratoria en la aplicación del Fracking mediante un referéndum democrático. A raíz de esta denuncia, el estado de Canadá tuvo que pagar una indemnización de 250 millones a la empresa.8

fokus_demokratie_1920x1080

¿Existe algún otro ejemplo de TLC?

Sí, hay más Tratados de Libre Comercio, y el más conocido de todos es el NAFTA, que firmaron México, Canadá y EEUU en 1994. El día que se firmó prometieron desarrollo, trabajo y prosperidad, mas lo que realmente trajo fue privatizaciones del sector público, pobreza, pérdida de empleos y deslocalizaciones. EL NAFTA se ha cebado especialmente con México: la pobreza subió del 21,4% a 51% desde 1994 a 1998, el sueldo mínimo interprofesional descendió un 17,9% y un 20,6% el del sector manufacturero entre 1993 y 2001, 2,7, millones de mejicanos tuvieron que abandonar el campo por el maíz transgénico importado de EEUU,…9 A pesar de ello, los trabajadores de EEUU tampoco se beneficiaron, ya que se han perdido más de un millón de empleos, además de la continua amenaza de las deslocalizaciones. Por lo tanto, este ejemplo de TLC lo que nos deja es que en el mejor de los casos se pierden empleos, mientras que en el peor, como en México, más que un estado próspero nos encontramos con un estado fallido10.

Bibliografía

1 https://www.youtube.com/watch?v=rGDeALhduII

2 http://www.attac.es/2015/02/11/ttip-el-fin-de-la-democracia-y-de-la-soberania/

3 http://www.publico.es/politica/ue-deja-eurodiputado-ver-horas.html

4http://corporateeurope.org/pressreleases/2014/07/agribusiness-biggest-lobbyist-eu-us-trade-deal-new-research-reveals

5 http://www.lamarea.com/2015/02/05/que-lobbies-manejan-en-secreto-los-hilos-del-ttip/

6 http://agarzon.net/50-preguntas-y-respuestas-sobre-el-tratado-de-libre-comercio/

7 http://ehbildu.eus/eu/albisteak/sakonean/ttip

8 http://www.frackaware.com/wordpress/?p=1823

9 http://www.elobservadoreconomico.com/archivo_anterior/127/portada4.htm

10http://elespiritudeltiempo.org/blog/el-nafta-20-anos-despues-un-tratado-de-promesas-fallidas/

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s